Junio mes del Ambiente. Cambio estructural para frenar el Cambio Climático

Columnas Ayer Por Sylvia Ibarguren Gauthier
¿Qué es el Cambio Climático? Son un conjunto de cambios drásticos en el sistema climático terrestre que se prolongan por un largo período de tiempo hasta alcanzar un nuevo equilibrio.
destruccion-del-medio-ambiente-2

Durante los millones de años que tiene nuestro planeta, han habido muchos cambios climáticos y por diferentes motivos, la diferencia es que éste que estamos viviendo ahora, es generado por el hombre y su forma de vida. El Cambio Climático se está produciendo por el aumento del Calentamiento Global que se produce a raíz del exceso de Gases de Efecto Invernadero (GEI). 

¿Qué son los Gases de Efecto Invernadero ? Son un conjunto de gases que se producen de manera natural y generan en la atmósfera una capa que evita la propagación del calor del sol hacia el espacio, ese calor conservado es lo que hace que la tierra sea habitable. El hombre desde hace algo más de siglo y medio, desde la revolución industrial, con la industrialización masiva, la agricultura a gran escala y la desforestación, ha generado cantidades de gases de efecto invernadero de forma excesiva, niveles de una magnitud que según los expertos, no constataban en los últimos 3 millones de años !!!! Esos gases en exceso aumentan la capa protectora de la atmósfera y se genera una mayor retención del calor, que es lo que produce el calentamiento global. 

¿Cuánto y quiénes ? Desde la Revolución Industrial ha ido aumentando de forma progresiva la temperatura de la tierra debido a los GEI, de ese conjunto de gases dos tercios corresponden a dióxido de carbono (CO2), que resulta de la quema de los combustibles fósiles. Según estudios recientes el 64 % de las emisiones totales de GEI son atribuibles al “consumo” pero además ese consumo no es parejo a nivel mundial, según un estudio de Oxfam en 2015 el 10 % más rico de la población mundial es responsable del 50 % de las emisiones y el 50 % más pobre es responsable solamente del 10 % de la emisiones. Esta enorme desigualdad en el consumo también se genera en la producción, donde solamente unas 100 empresas multinacionales desde 1988, son las responsables del 71 % de las emisiones totales. Estamos hablando en definitiva de concentración de riquezas y distribución muy desigual de las mismas, estamos hablando de que mientras tenemos en el planeta más de 3000 millones de personas que pasan hambre, hay mas de 2000 millones de personas con sobrepeso y obesidad, entre otros problemas consecuencia de la desigualdad. 

¿Qué hacemos para frenar esto? El Cambio Climático por el Calentamiento Global lleva muchos años en la agenda de los organismos internacionales, ya desde el Protocolo de Kyoto de 1995 se expresaba la necesidad de tomar acciones para disminuir las emisiones de los GEI, luego vinieron otros compromisos mundiales más fuertes como el acuerdo de París en 2015. En 2018 el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) realizó un informe especial sobre el Calentamiento Global de 1,5° C donde deja muy claro los efectos devastadores del aumento de temperatura global del planeta, para el ambiente y en particular para la humanidad ya que se prevee que en 50 años el aumento del nivel del mar será de entre 24 y 30 cm por lo tanto hay muchas zonas del planeta que quedarán bajo agua, se preveen grandes inundaciones y aumento de la desertificación, incendios, grandes pérdida de biodiversidad, con extinciones de especies de plantas y animales, todo esto llevará a escasez alimentaria y aumento de la desigualdad (más aún). 

Según el informe del IPCC para limitar el calentamiento global a 1,5° C, las emisiones netas mundiales de origen humano deberían de reducirse en un 45 % para el 2030 y llegar al “cero neto” en el 2050. Que estamos diciendo con esto, que llevamos más de 25 años intentando 
ponernos de acuerdo entre los países para disminuir las emisiones de GEI y solo hemos conseguido seguir aumentando la temperatura del planeta de forma sostenida. Para reducir en menos de 10 años el 45 % de las emisiones, el cambio debe de ser muy profundo y con eso se lograría frenar el aumento en 1,5° C con todos las consecuencias que este aumento implicará para el planeta. Para reducir de forma drástica las emisiones las multinacionales deben de renunciar a seguir produciendo de la forma que lo han venido haciendo hasta ahora y eso implica dejar de acumular riquezas, las fracciones más ricas deben de renunciar al consumo excesivo, la producción de alimentos debe de cambiar su modelo, en definitiva renunciar al modelo de producción extractivista de explotación indiscriminada de los recursos naturales. Todo esto implica cambios muy profundos en lo económico y social a nivel global, solo así podremos mitigar ligeramente el cambio climático que ya está en marcha pero que empeorará y mucho, y que lamentablemente será la realidad que vivirá nuestra descendencia.

Sylvia Ibarguren Gauthier

Te puede interesar