La rana hervida o el desplume del pollo

Columnas 25 de agosto de 2020 Por Jorge Barrera
En la antigüedad y la edad media la permanencia era vista como una virtud, el ser de Parmenides, entre sus atributos poseía el de ser inmutable. El dios de Aristóteles, se caracterizaba también por ser el primer motor inmóvil...
nota-pablo-da-rocha-1-777x437 copy
La rana hervida o el desplume del pollo - Por Jorge Barrera

En la modernidad, en cambio, uno de los supuestos fundamentales fue la idea del progreso, contrapuesto con el poema de  Manrique, para quien, “a nuestro parecer, todo tiempo pasado fue mejor”. No voy a entrar en las implicancias epistemológicas del planteo, pero sí, voy a tratar de ver algunas connotaciones en las relaciones sociales y políticas. La pregunta que subyace es la siguiente: ¿siempre está bueno cambiar?

En el ajedrez se dice que quien es capaz de conquistar el centro del tablero, tiene considerables posibilidades de ganar la partida. En política, escribió Gramsci: “la batalla se gana en las cabezas”, es decir, la forma de poder llegar al gobierno, en democracia es a través de un cambio cultural, que permita abandonar el estado de enajenación y que los trabajadores y los más desposeídos, sean capaces de defender sus propios intereses.

La dominación es un fenómeno cultural y sólo comprendiendo el concepto de cultura en toda su amplitud, sus mecanismos de funcionamiento y su fenomenología, se puede llegar a entender dichos  procesos.

Sin embargo en épocas de la pos verdad, muchos de esas afirmaciones, parecería que han perdido vigencia.

Después de quince años en los que el País fue capaz de exhibir indicadores impensables hasta entonces, la derecha ha vuelto al gobierno.

No podemos subestimar a los rivales, ellos actuaron con una estrategia excelente, además de contar con todos los recursos de los medios de comunicación; de otra forma no se podría explicar como, después de los mejores años, fueron capaces de ganar las elecciones-

Podría dedicar estas líneas a intentar realizar un proceso de autocrítica, decir en que nos equivocamos y por qué se produjo este fenómeno, sin embargo, voy a tratar de escribir sobre lo que nos espera, para intentar que el lector pueda esbozar algunas líneas de acción posibles y se  pueda revertir el proceso de restauración que se nos viene encima.

Para ilustrar como se viene  esta estrategia, voy a referirme a una metáfora utilizada por Peter Senge en la quinta disciplina. La parábola de la rana hervida.

Si a una rana se la pone en una olla, sobre un fuego intenso, buscará saltar y escaparse, mientras que si la ponemos en una olla en agua a temperatura ambiente, y no la asustamos, se queda tranquila. Cuando se va aumentando la intensidad del fuego, la rana quedará cada vez más aturdida y finalmente no estará en condiciones de salir de la olla. Los seres humanos reaccionamos igual que una rana. Saltamos si los cambios son repentinos y nos adaptamos si el cambio es paulatino. 

La rana no hace nada, e incluso parece pasarlo bien.  Aunque nada se lo impide, la rana se queda allí y hierve. ¿Por qué? Porque su aparato interno para detectar amenazas a la supervivencia está preparado para cambios repentinos en el medio ambiente, no para cambios lentos y graduales. Sanguinetti lo sabía muy bien, por eso dijo que al pollo había que desplumarlo de a poco, provocando la risa aprobatoria de un nutrido auditorio de empresarios.

Este ha sido el proceso:  en primera instancia se ha aprobado la LUC, todavía no se notan los cambios, estamos como la rana cuando se comienza a calentar el recipiente. Así mismo, sin profundizar demasiado, vemos algunas medidas económicas como por ejemplo: la reducción del descuento en compras con tarjeta, forma sutil y encubierta de aumentar el iva, el aumento de las tarifas públicas por encima e la inflación, otra forma de transferir recursos de los trabajadores al estado, los aumentos de los  peajes, transferencia hacia las empresas. Estas medidas, lentamente irán provocando perdida de salarios y jubilaciones. Así se , dispara el circulo vicioso: mayor desocupación, menor recaudación, más impuestos.

Luego seguirán las políticas de recorte, ya fueron anunciados 2000 profesores menos en secundaria, grupos más grandes, pérdida de la calidad de la educación y equiparación con la enseñanza privada, que posee grupos de treinta y mas estudiantes. 

Los trabajadores no sólo perderán en salario, también fue anunciada la disminución de las becas de inefop, la disminución de las asistencias a las intendencias. Todo lentamente, para que la rana no abandone la cacerola.

En otro artículos ya hemos hablado de la autonomía de la educación; con respecto a esta, también tenemos indicios, como por ejemplo la prohibición de discutir temas en las atd, el no funcionamiento del congreso de educación,  la sustitución de los consejos por direcciones en anep, la no representación de los docentes en el gobierno de los consejos desconcentrados. Todo, lentamente, pero muy planificado.

Un aparato es una estructura que funciona con independencia de la conciencia de los individuos vinculados a ella y puede vincular la subjetividad de los mismos. Estudia al ser humano como un sujeto social, que siendo parte del sistema, lo perpetúa porque ha sido adoctrinado por la influencia de los Aparatos Ideológicos, además, la ideología debe ser concebida como una formación.

Como dice la canción: “La inocencia no mata al pueblo, pero tampoco lo salva, lo salvará su conciencia y en eso me apuesto el alma”

Te puede interesar