Una luz para América

Columnas 31 de octubre de 2020 Por William Marino
Hace un mes escribía sobre tres elecciones en América: Uruguay, EE.UU y Venezuela. No me había olvidado de Bolivia, simplemente NO creí que la votación por el Movimiento al Socialismo fuera tan contundente, así como también lo fue la votación por la Constituyente en Chile.
mjy_1603763551
Elecciones en América - Gran victoria de Luis Arce en Bolivia

Elecciones en América 2020

Bueno, llegaron las elecciones y el TRIUNFO del Movimiento Al Socialismo fue muy contundente. Fue tan grande que ni la propia derecha boliviana se ha despertado aún de ese golpe fantástico que recibió, sabiendo que provino del pueblo, que voto en forma contundente por Evo Morales.  

En lo nacional el gran perdedor fue el derechista Carlos Mesa, en lo internacional fue el Departamento de Colonias, léase Organización de Estados Americanos –O.E.A.- con su secretario Luis Almagro. Hoy muchos países, integrantes de la OEA, le piden a su secretario que renuncie todo porque se dice de él algo que ya era sabido. Luis Almagro es un tipo violento, incapaz y malvado que en su desesperación llama "Jauría" a los que lo critican y cuestionan, pero él se olvida que es quien capitoneó a la distancia el golpe de estado, hace ya casi un año; para luego felicitar a los mismos que habían cometido "fraude".

Olvida que hoy, a casi un año después de ese golpe de estado, el partido Movimiento Al Socialismo, gana con más de un 55 %, el segundo el derechista, apoyado por la dictadora Añez, logra un 28 % de los votos. Aunque los grandes derrotados no son estos títeres de Trump (Pompeo y Almagro como cabeza del departamento de colonias de los EE.UU), es la propia política exterior de los EE.UU. que busca inmiscuirse en lo interno de los países, de América Latina y el mundo, creyéndose los gendarmes del mundo 

     El nuevo Presidente del estado plurinacional, es Luis Arce, que era uno de los pocos Ministros (Economía) que NO es indígena. Arce es un socialista licenciado en economía en la Universidad de San Andrés, con una Maestría en Ciencia Económicas en Inglaterra. Es creencia general que Evo Morales junto a su ministro de economía, son las cabezas que lograron hacer avanzar a Bolivia hacia el socialismo.  En el 2011 al explicar que era el Nuevo Modelo Económico – Social – Comunitario y Productivo decían que el mismo “era un modelo de transición hacia el Socialismo, en el cual gradualmente se van resolviendo muchos problemas sociales y se consolidan las bases económicas para una adecuada distribución de los excedentes económicos. Pues es necesario construir una sociedad de tránsito entre el sistema capitalista generando condiciones para una sociedad socialista”.

Pero el pecado mayor, en este caso, también lo fue por parte de Evo Morales, que al ganar las elecciones en el 2006 nombra de Ministros y secretarios a indígenas y/o dirigentes sociales odiados por los grandes capitalistas “blancos”, hijos de emigrantes que despreciaban al indígena que los consideraban animales de carga. Es la ultra derecha vendida a la CIA y a la DEA, al departamento de estado de los EE.UU. ellos son los racistas del oriente, son los racistas de Santa Cruz, con Camacho a la cabeza. Esos son los nuevos fascistas.  

Lo irónico de esto es que estos personajes que patrocinaron el golpe de estado en Bolivia con el apoyo policial y militar, hoy le dicen al Presidente electo que gobierne pensando en el pueblo boliviano y la democracia.  

     La Asamblea Legislativa ya puso el pie en el acelerador. Una comisión investigadora de los hechos ocurridos a partir del 21 de octubre del 2019 en los lugares que ocurrieron manifestaciones pacificas en contra el golpe de Estado. En los lugares como: Montero, Ovejuyo, Sacaba (el puente de Huayllani), Betanzoz y Senkata, la policía y el ejército reprimió por orden de los altos mandos con armas letales matando más de 35 indígenas que protestaban contra la incipiente dictadura instaurada por su principal instigador Luis Almagro, secretario general de la OEA.  

El ministro de Defensa Luis Fernando López y el ministro de gobierno Murillo, dijeron en su momento que "lo muertos fueron causas de rencilla interna del M.A.S., ni el ejército o la policía usaron armas”.  Hoy se comenzara a investigar quienes dieron la orden de disparar a matar ese día.  Curiosamente la Corte Interamericana de Derechos Humanos, aún NO emitió su opinión sobre lo ocurrido en esos días en que murieron 32 indígenas, en los lugares antes mencionados. Los que están en la mira son civiles, policías y militares, entre otros la dictadora Añez y los firmantes del Decreto Supremo 4078. Allí, se pueden ver la firmas de Jerges Justiniano, Arturo Murillo, Mauricio Ordoñez José Luis Parada, Yerko Núñez, María E. Pinckert y otros. Todos son acusados por el delito de “Resoluciones contrarias a la Constitución, incumplimientos de deberes y la emisión de decreto contrario a la constitución y el bloque constitucional”.  

Al Ministro de Defensa y al Ministro de Gobierno, Luis Fernando López y Arturo Murillos, se los acusa de: “Genocidio, asesinato en el grado de tentativa, lesiones graves, lesión seguida de muerte, privación de libertad y desaparición forzada de personas" en los hechos ocurridos en Huayllani y Sekata.  

Willians Kaliman, comandante de la fuerzas armadas, está acusado de asesinatos por haber autorizado la salida de soldados con armas de guerra a reprimir manifestaciones pacificas en las zonas de La Paz y Potosí. Iván Rojas (Comandante de la policía de La Paz) y Franco Suarez (Comandante de Acción) conjunta por: "Genocidio, asesinato, tentativa de asesinato, privación de libertad y desaparición forzada de personas", hechos ocurridos en Senkata. Y se podría seguir con más nombres que son acusados NO por su manera de pensar, sino por sus acciones.

Por su parte, Luis Arce dijo: "queremos INDEPENDENCIA, no dependencia, por lo tanto a partir de la asunción se restituirá todos los derechos rebajados y/o anulados a los Indígenas de Bolivia.   Se restablecerá las Relaciones con Cuba y Venezuela. Comerciara tanto con China como con Rusia. Se anularan privatizaciones realizadas por la dictadora Añez tanto del petróleo  como en el gas". Además de proponer una vista en los Derechos Humanos en los EE.UU. 

   Sobre el final de esta nota nos llegaba la triste noticia del fallecimiento del dirigente de los trabajadores minero de Bolivia, Orlando Gutierrez.  El mismo  había sido atacado por una patota cuando se encontraba el domingo 25-10, en un bar en la ciudad de La Paz. Allí recibió muchos golpes en la cabeza por lo que fue internado en un hospital de la Paz donde falleció.  Un crimen más para la derecha Boliviana.

                                                       WILLIAM  MARINO 

Te puede interesar