El Carnaval en tiempos de autoritarismo

Columnas 26 de junio de 2020 Por Gastón Castillo
En pocas horas se cumplirán 47 años del golpe de Estado perpetrado el 27 de Junio de 1973 por militares y civiles. Una fecha sin dudas dolorosa y que nos hace redoblar el compromiso por la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia.
ARACA
Araca La Cana - Foto: Calle Febrero

En esos años de autoritarismo y de terrorismo de estado, el carnaval fue para muchos, un factor clave en materia de expresión y de lucha contra la dictadura militar. 

Este 27 de Junio también se conmemora fecha de la huelga general, y no podemos pasar por alto un lugar emblemático si hablamos de Carnaval, la Federación del Vidrio. Allí y bajo la dirección de Antonio Iglesias salían "Los Diablos Verdes", una murga histórica si se habla de murgas de resistencia y del Oeste de Montevideo. 

Aquellas murgas comprometidas con la causa democrática concretaban en sus libretos algo imprescindible en el pueblo, "la lucha democrática", Los Diablos Verdes le cantaban al pueblo y hasta a la central sindical: 

"... Después de años de Lucha con sacrificio y con fe, nacía un Ángel obrero llamado CNT...", "...El Pueblo Organizado, no quiere pagar facturas, de otros aprovechados..." (Tomado del Libro "Carnaval, Dictadura y Después" de Dorothee Chouitem).

 Si de Murgas del Oeste hablamos no podemos eludir a la Reina de la Teja que bajo la dirección de José Morgade, Antonio Zenardo y "Pocho" Álvarez hicieron sentir su voz en épocas donde la censura, apuntaba a las murgas del Oeste. 

Ese libreto en el que La Reina de la Teja, recalcaba en los años 80' la recuperación democrática del gobierno de Alfonsín en la Argentina o el triunfo de el PSOE en España 

Esas murgas como "La Reina", como Los Diablos Verdes, Falta y Resto y Araca la Cana, y que antes tuvieron énfasis en murgas como La Soberana, marcaron un rumbo histórico que pertenece hasta nuestros días. 

En aquellos recuerdos de varios vecinos del oeste, se recuerdan los años 84' y 85' que junto a la reapertura democrática, en los tablados populares se coreaba el famoso "... Se va a acabar, se va acabar La Dictadura militar...", "Si esto no es el pueblo; el pueblo dónde esta", algo que transformaba el ambiente cultural, en uno político sin duda alguna. 

El Recuerdo a Araca con “Catusa” Silva y de la Falta y Resto donde los entrañables Hugo “Piruja” Brocos y Raúl Castro transformaban los libretos en reivindicaciones de libertad. 

 Escuchar la despedida de la Falta con la canción a Elena y la Tota Quinteros en viejas grabaciones o con un factor emocionante escuchando a antiguos murguistas de "La Vieja Guardia" de la Falta entonando esa canción, con la batería, a bombo, platillo y redoblante, nos emociona sin dudas a todos los que la hemos escuchado en algún momento.

De aquellas anécdotas en el que los dueños de las principales murgas del Oeste terminaban presos, sacando sus cuartetas escondidas desde la cárcel, o aquellas letras "escondidas" en una despedida u otras tantas reflexiones nos hacen hoy reafirmar que el compromiso de esas murgas a las que llamaban "subversivas", son las que en este tiempo han dejado la huella cultural en miles de personas, y que hacen renovar el compromiso por la búsqueda de la Verdad, la Memoria y la justicia. 

Culminando estas palabras quiero citar una de las letras de la Reina de la Teja, extraída del libro "Carnaval, Dictadura y Después", que refleja, el sentir de la libertad en aquellos años de retorno a la democracia, de los primeros cacerolazos contra la Dictadura y las manifestaciones como la del "Río de Libertad", y que dice lo siguiente: 

"Salud a nuestra gente, hoy nuevamente ha de reinar, la voluntad libre de pensar... Carnaval significa... extravertir sentimientos...Que se sigan sumando murgas, en el canto popular". 

Te puede interesar